Variedades Sensuales

Vamos a sonrosarnos…

Podemos sentir y expresar la sensualidad como más nos guste.

Elegir el tono de pudor o atrevimiento es excitante.

Nada más lejos,

y todo muy cerca.

Como si de unas deliciosas ofrendas se tratara, podemos degustar lo sensual en según qué momento:

  • Momento mora, sin más demora.
  • Momento fresa, que no te estresa.
  • Momento cereza, que te acaricio con destreza.

La creatividad sensual juega un papel muy importante… la alusión en cada palabra, en cada gesto, lo significan todo.

Es más insinuante lo que no se ve, que aquello que resulta evidente.

Busca tus momentos de variedades sensuales. Cada día es propicio para dejarte sentir y hacer sentir lo que más deseas.

Puedes jugar a vestirte, o si lo prefieres a disfrazarte, con el mejor mordisco que seas capaz de dar… el mordisco suave para cada momento delicioso que te busques… o que te busquen. Pero recuerda, si no hay iniciativa, toma tú la iniciativa.

Es tu momento para variar tu sensulidad a tu antojo. En esto consiste la pericia de sentirse sensual y sexy, según te sientes y según te sienten.

¡Muerde!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *