Encontrando la Sensualidad Natural

Cualquier ocasión es propicia para hallarse sensuales.

Si nos adentramos en la Naturaleza y nos dejamos llevar por ella, descubriremos nuestros cuerpos en contacto con lo más sublime que existe.

Las sensaciones del Viento… en el rostro… nos hacen sentir vivos.

La emoción inquieta al tacto húmedo del Agua… por todo el cuerpo… nos invita a adoptar formas exóticas.

Las caricias de la Tierra… sobre nuestra piel… nos recuerdan que somos parte de ella.

El calor del Fuego… en nuestras pupilas… nos conducen a cálidos sueños llenos de erotismo.

Los 4 elementos de la natura nos excitan y nos conducen al placer natural propio, o compartido, en ocasiones.

Aquí estamos, podemos dejarlo reflejado en una fotografía instantánea que será parte de nuestros recuerdos más sensuales.

Se debe perder la timidez para sentirse pleno. Es más fácil de lo que parece… simplemente cierra tus ojos y siente el contacto de todo lo que te rodea, respirando relajadamente. Aunque al principio te notes en el límite de una sensación incómoda… si superas esos instantes de inseguridad en ti, notarás luego que te impulsas, que te llenas de energía natural, en contacto contigo y con todo lo que te sucede en la atmósfera que te rodea. En este preciso y precioso instante te sentirás mucho mejor, habrás adoptado tu postura más auténtica.

La naturalidad corporal es vital y parte de nuestra forma de ser.

Siéntete libre compartiendo las excitantes vibraciones que la Naturaleza pone a tu alcance.

Vibra al compás de la Naturaleza estés donde estés, y hallarás algo que creías oculto… encontrarás tu Sensualidad Natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *