Gotas con Pétalos llenas de Deseos

En ocasiones somos como una roca que se aferra a sí misma, en busca del aliento suficiente para refrescarse ante un nuevo día.

A veces, estamos tan sumidos en la monotonía y las prisas, que nos olvidamos de que no somos tan estáticos como parece.

Unas gotas de agua calmando nuestra sed de vida, se convierten en lo más maravilloso de nuestra existencia.

El agua, las gotas, lo envuelven todo… incluyendo nuestros deseos más intensos, acariciándonos como suaves pétalos que van rozando nuestra pura piel de roca.

Disponemos de un número limitado de gotas de vida y hay que aprovecharlas al máximo.

Mediante los deseos, nos impulsamos, nos llenamos de gratitud nadando en la abundancia.

Hila tus gotas sensuales al compás del tiempo de tu inmensa lluvia de deseos.

Por cada suspiro, un anhelo;

por cada anhelo, un deseo,

y por cada deseo, una oportunidad de hacer realidad tus sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *